Cómo mejorar la experiencia de juego en línea usando VPNs

¿Qué puede ser peor que en un momento crucial de un juego, en el que sólo un buen tiro te da la ventaja, tu aparato se congela y pierdes?

Si eres un ávido jugador, este escenario podría ser demasiado familiar. Un retraso notable entre tu acción y la reacción del servidor podría hacer que toda la experiencia de juego se vaya por el desagüe. Entonces, ¿cuál es la solución aquí?

Bueno, aquí hay algunos consejos simples que pueden ayudar a reducir el desastroso retraso. Empecemos.

Cerrar todas las aplicaciones en ejecución que estén conectadas a Internet

Desde tu Facebook a WhatsApp, Dropbox, Gmail, etc. Sólo tienes que cerrar todas las aplicaciones que estén abiertas en tu dispositivo en ese momento, tanto si estás en el móvil como en el escritorio.

Dado que este tipo de aplicaciones (aunque se ejecuten en segundo plano) afectan al rendimiento del dispositivo y también consumen el ancho de banda, al cerrarlas se puede reducir la posibilidad de que se congelen.

Usar una VPN para evitar la limitación del ancho de banda

Esto puede sonar raro al principio, principalmente porque las VPNs están más diseñadas para mantener su tráfico dada encriptado e inaccesible a terceros, en lugar de aumentar la velocidad de Internet. Sin embargo, en realidad, una VPN puede ayudarte en los juegos.

También te puede interesar:  Cómo quitar o desinstalar el Dropbox de macOS

La velocidad de Internet que proporciona su VPN depende de una serie de factores como la distancia entre su ubicación y el servidor, la carga del servidor, la calidad de la encriptación, etc.

Por lo general, si eliges un servidor adaptado a los juegos y al streaming, hay muchas posibilidades de que la velocidad de tu conexión mejore.

Una VPN también es útil porque los ISPs tienden a reducir el ancho de banda cuando se trata de juegos o streaming en línea. Sin embargo, cuando se usa una VPN, el tráfico está encriptado y el proveedor de servicios de Internet no puede restringir la conexión en función de las actividades en línea.

Conectar a un cable LAN

Aunque no es una opción popular, se aconseja usar un cable LAN para la conexión a Internet, especialmente durante el juego. Sabemos que el Wi-Fi suena genial, pero en algunos casos, puede ser el culpable de una lenta conexión a Internet.

Conectando su consola o su escritorio a una red de área local (LAN), aumentará la velocidad de su conexión y no tendrá que preocuparse por retrasos masivos. Además, puedes usar el tipo más avanzado de cable LAN que es el Cat-6a. Aquí tienes un buen recurso sobre los diferentes tipos de cables LAN y sus capacidades.

Conéctate a un servidor de juegos que esté cerca de tu ubicación

Como ya se ha dicho, la distancia entre tu ubicación y el servidor del juego podría ser una de las razones principales para una conexión lenta.

No es ciencia de cohetes, amigos. Supongan que están en Australia mientras están conectados a un servidor del Reino Unido, bueno esa es una distancia significativa para que un paquete de datos viaje. Por lo tanto, cuanto más cerca del servidor del juego, más rápida es la conexión.

También te puede interesar:  Cómo activar Family Options Steam

Mantén tus controladores de video actualizados

Si eres un jugador de PC, ¡actualizar tus controladores de video podría marcar la diferencia! Eso es así porque cuando AMD y NVIDIA actualizan sus controladores, corrigen los errores y añaden funciones adicionales, lo que se traduce directamente en tu experiencia de juego en línea.

Optimiza la configuración del juego

Es así de simple: ajustar la configuración de los gráficos, en la mayoría de los casos, mejorará la experiencia de juego en general. Optimizar esos ajustes de acuerdo con tu hardware es un gran paso. El simple hecho de ajustar la calidad de la imagen te ayudará a evitar graves problemas de retardo. Es una promesa.

Realiza una prueba PING

Una prueba de PING podría ayudarte a determinar la calidad de tu conexión de banda ancha. Hay toneladas de aplicaciones y servicios de prueba de velocidad, que puedes usar para evaluar la velocidad de tu conexión. Sin embargo, la parte importante es leer esos resultados correctamente.

Un número de ping entre 1ms y 30ms es asombroso y preferido para los juegos.

Un número de latencia entre 31ms y 60ms es casi bueno. Sin embargo, experimentarás un poco de retraso mientras juegas.

Un número ping entre 61ms y 100ms es el promedio, lo que significa que vas a experimentar un retraso.

Un número de latencia más allá de 100ms es terrible. Los juegos en línea serán problemáticos en el mejor de los casos.

Comprueba quién más está conectado a tu red Wi-Fi

Como mencionamos antes, conectarse a un Wi-Fi no es la mejor opción para jugar en un PC. Sin embargo, si no hay otra manera, lo menos que debes buscar es el número de otros usuarios que estén conectados a tu red.

También te puede interesar:  Arreglo: Lo siento, hubo un problema al montar el archivo

Con menos dispositivos conectados a su red Wi-Fi, puede esperar una experiencia de juego agradable.

Asegúrate de probar las capacidades de tu ISP

Como regla general, se aconseja comprobar las capacidades de su ISP en cuanto a velocidad. Deberías considerar una prueba de velocidad para investigar los pros y los contras.

Ten en cuenta que la velocidad de subida juega un pequeño papel en los juegos en línea y no deberías preocuparte demasiado por ello. Por otro lado, si ves que tu velocidad de descarga no es la mejor (se recomiendan al menos 10Mbps para los juegos en línea), es posible que tengas un problema.

Resultado final

Estas son algunas de las formas en que puedes mejorar tu experiencia de juego en línea enormemente. Esperamos que las encuentres útiles. ¿Qué opinas al respecto? ¿Cómo se puede reducir el retraso en los juegos? Háznoslo saber en los comentarios que aparecen a continuación!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.